Tonos Paleta De Colores Para Pintar Salones

Si disfrutas el colorado y quieres que en tu salón tenga importancia pintar la pared no es buena iniciativa. Lo ideal es buscar una decoración clarísima y neutra y poner las notas de color con textiles como cojines, alfombras y plaids. Aquí tienes la paleta idónea para que no te quede excesivo.

La mayor proporción de color se la llevan las paredes en azul Bilbao. El tono crema matiza en las piezas primordiales, como el sofá y las butacas, y también la alfombra. Los toques colorados se han reservado para los cojines, para no resultar excesivo.

Un Dúo De Colores Para Colorear Salón

Lo primero que debes llevar a cabo es medir las paredes que pintarás y calcular el área total. Debes tomar el ancho y el alto de cada pared, multiplicarlos y de esta manera obtendrás el área de cada una de las paredes a pintar en metros cuadrados. Mientras procuraba combinaciones para pintar mi csa he leido varios d estos post y me han encantado. De todas formas, unas cortinas blancas, siempre y en todo momento encajan en todos los ambientes y además de esto, acostumbran a omitir mucha luz. Siempre quedan bien y son las mejores para dejar pasar mucha luz por las mañanas. Hemos abierto una asesoría de decoración online en donde podemos ayudarte.

tonos paleta de colores para pintar salones

El color está por todas partes, y demanda nuestra atención con su presencia. Este retorno al color va unido a un regreso a la inclinación en decoración de interiores de los años ochenta. Salón de estilo veraniego adornado en blanco y con datos en azul. A veces deseamos realizar un cambio en nuestra casa sin gastar mucho dinero, cambiamos los muebles de lugar, pero al final nos cansamos. Sin embargo, hay otra forma donde, por poco dinero, podemos ofrecer otro aspecto a nuestra casa.

Colores De Tendencia Para Paredes En 2018

Combinándolo con el blanco que se encuentra en los visillos y en los cojines, para los que asimismo se eligió un tono verde apagado que da color y no está reñido con la responsabilidad que desprende este salón. Crea confort, paz y nos conecta con la naturaleza, aparte de ser un tono bien elegante y versátil. Y es por este motivo que lo verás manifestarse más de una vez en este listado. Para espacios pequeños y sumar luz, el verde pálido es perfecto, conjuntado con blanco, grises, madera clara y, naturalmente, plantas en varios tonos de verde.

Y los puntos de verde que decoran el salón engaman con el paisaje que se cuela por las ventanas. Cuando un salón es grande y tiene mucha luz natural, uno puede concederse ciertas licencias, como poner un sofá de color azul intenso. Si lo eliges con algunos matices grisáceso y añades el gris como color secundario, el estilo moderno está asegurado. En este momento, ¿qué hacer para ofrecerle calidez y no caer en la monotonía de estos tonos fríos? Aquí se eligió el caldero, una tonalidad muy de moda, en algunos cojines y el plaid. Los colores neutros son el blanco puro, el blanco roto, los grises, los marrones, el beige y los torrados.

El tono miel de la madera le da calidez y cierto punto nórdico al salón. Está presente en el suelo, los muebles principales y ciertos complementos de fibras. Y tiene sus toques mucho más \’encendidos\’ en los textiles en tonos mostaza. Después, añade unos toques en dorado, un color que combina con los dos anteriores, tanto juntos como por separado. Además, de esta forma la zona del sofá es atractiva y se transforma en un punto focal de la estancia, ahí donde, sin quererlo, se dirigirán todas y cada una de las miradas.

Lo más fácil es emplearlo como color de contraste para lo más pequeño, siempre que te quede bien con los otros 2 tonos de tu decoración. Si la base es bastante neutra es más fácil que sea de esta manera. El Greenery por servirnos de un ejemplo, puede dar un aire natural y fresco a tu salón junto con torrado y blanco, por servirnos de un ejemplo.

Esta otra combinación de colores solo tiene 3 principales. En este salón, la intensidad del azul obscuro viste la pared y el sofá del fondo, ampliando el espacio visualmente. Conjuntar dos tonos del mismo color puede crear resultados lumínicos y cálidos. Es lo que sucede cuando añades unos sofás en blanco puro a una estancia pintada de un blanco con matices cálidos que calienta el ámbito.

Gris Oscuro, Colorear Salón Con Personalidad

Pintando una pared de este color tan potente, transformarás al momento tu salón y lo convertirás en un espacio vivo, cambiante y con dinamismo. Pero cuidado, te recomendamos que pintes únicamente una o dos paredes puesto que si no corres el peligro de pasarte de la raya. Seguimos con el azul, pero en su variación mucho más grisácea. Esta variedad de azul aporta armonía y equilibrio a la estancia con lo que puedes transformar tu salón en el lugar perfecto para relajarte después de un largo día de trabajo. Es un color de esos que iluminará nuestro salón, dando sensación de calidez, y combinará con perfección con diferentes estilos como el industrial o el nórdico como observamos en las imágenes.

Además, también añadir complementos, como cojines, complementos, etc., en tonos vivos de coral o del mismo color que la pared. No tiene por qué razón ser color coral, puede ser cualquier otro color que te guste. Si te resulta interesante esta alternativa, dímela y te puedo ir guiando o aconsejando mejor. De esta manera lograras ofrecer a las paredes un toque de color y crear una atmósfera cálida y acogedora, pero de manera sutil. Te digo esto pues la paleta que predomina en tu salón según me cuentas, es blanco y gris, que son dos colores preciosos pero por sí solos tienen la posibilidad de resultar algo fríos. Además, estos tres tonos mezclan realmente bien, con los elementos que mencionas como los muebles en color wengue.

La decisión del color, va a depender bastante de tus deseos personales y estilo ornamental. En este artículo te mostraremos 12 tonos y te afirmaremos para qué exactamente estilos y espacios son mucho más indicados. Como recomendación general, opta por colores claros para agregar luminosidad y para espacios pequeños. Y si quieres integrar un color fuerte, puedes crear una pared focal para no saturar el espacio. Quiero colorear una pared en color amarillo y ls otras en gris. Todo al gris conjuntado con madera y blanco del mueble.