Plantas Trepadoras De Crecimiento Rapido En Macetas

Por la belleza de sus brácteas multicolor, la buganvilla es una trepadora muy indicada para hacer pasilllos o galerías florales, como este en etapa de desarrollo. No obstante, es importante tomar en consideración que su desarrollo es mucho más bien retardado y que en invierno, según el tiempo, pierden sus hojas, por lo que la composición va a quedar al descubierto. La madreselva va a ser la trepadora perfecta para ti si estás buscando una pluralidad que se expanda rápido en lugares soleados o en semisombra.

El jazmín italiano es un arbusto con tallos volubles que no se suele ver mucho en los jardines, pero como tiene flores amarillas, y estas huelen muy bien, no podíamos dejar de recomendártelo. Además de esto, solo crece hasta los 3 metros de altura, por lo que es bien interesante para cultivar en macetas, o en jardines pequeños. Tiene que estar expuesta al sol directo, pero puede estar en el exterior todo el año si hay heladas enclenques, de hasta los -5ºC. En este sentido, Alejandra resalta que si optas por una pluralidad con fruto, como por servirnos de un ejemplo la parra, necesitará más mantenimiento y vas a deber aplicarle mucho más tratamientos –insecticidas, fungicidas…–. En lo que se refiere a las variedades con flores, “en sí no precisan mucho más cuidados, pero por poner un ejemplo, si optas por un rosal, deberás entender de qué forma podarlo para que su floración sea más abundante”. Aquí, es el aromático telón de fondo de un comedor de verano en pleno jardín.

Guisante De Flor (lathyrus Odoratus)

En lo que se refiere al riego, es suficiente con un riego semanal en verano si está plantada en tierra y dos si está en maceta. En invierno podemos olvidarnos de ella puesto que con el agua de lluvia va a ser suficiente. Con sus hermosas flores de color naranja profundo, la tunbergia es una planta perfecta para cubrir y adornar celosías o pérgolas en el jardín. Tiene una floración extendida, que te permitirá gozar de su belleza a lo largo de mucho tiempo. Además de esto, es fácil de cultivar a pleno sol o entre sol y sombra. Solo debes procurarle un terreno bien drenado y regarla de manera moderada, acentuando un poco el riego a lo largo del periodo de floración.

Este comedor de verano se ganó al jardín a través de una pérgola cuya composición queda esconde gracias a la planta trepadora que tapiza, no solo sus postes, sino más bien asimismo su cubierta. Las flores lilas en forma de racimo que caen en cascada aromatizan y decoran este espacio tan natural con encanto. En esta ocasión se habla del jazmín real (no del “falso jardín” del número 4) y, si hay que resaltar uno solo de los varios encantos que tiene esta planta, sería el magnífico y especial perfume de sus flores. Es una planta simple de proteger, que resiste muy bien las temperaturas extremas, tanto el calor como el frío.

Una Terraza Con Más Intimidad Gracias A Una Trepadora

Estas enredaderas con flores necesitan de mucho sol y no soportan los tiempos muy fríos. La cobea, llamada cobo o hiedra morada, es una planta trepadora perenne de muy rápido crecimiento que puede llegar a los 7 metros de altura. Brota en primavera y verano, y lo hace produciendo flores acampanadas las cuales comienzan siendo verdes y después pasan a ser lilas o blancas. Puede estar en lugares soleados o en semisombra, pero no se debe tener en el exterior si hay heladas. Las enredaderas tienen la ventaja en relación a las plantas trepadoras de no requerir ningún tipo de soporte o sujeción, por el hecho de que tienen la capacidad de sujetarse y subir por las superficies verticales por sí mismas.

Las plantas trepadoras llenan de vida y estilo tus espacios exteriores. Aquí, las mejores enredaderas de crecimiento veloz para vestir paredes o rejas. Cualquier persona desde principiantes hasta jardineros especialistas puede llevar a cabo medrar esta vid que produce flores de color colorado anaranjado a lo largo del verano. Además puede medrar en sol y sombra y sobrevivir a condiciones de calor o frío e incluso sequía. Este arbusto de nombre científico Cestrum nocturnum, tiene su momento estelar cuando anochece, que es en el momento en que sus pequeñas flores blancas se abren y desprenden su aroma profundo y interesante. También recibe el nombre de glicina, si bien de todos modos esta es una especie del género, más extenso.

Jazmín Común (jasminum Officinale)

Si la riegas y mantienes su suelo húmedos y abundante en materia orgánica, ella te regalará unas flores grandes, preciosas y perfumadas, muy particulares. El único problema que puede plantearte la madreselva es que es bastante invasiva, con lo que has de estar preparado para controlar su desarrollo mediante la poda. Esta otra hiedra tiene su origen en África y en las Islas Canarias, esto último siendo a eso que debe su nombre. Teniendo esto en cuenta, es fácil entender por qué la Hedera canariensis o hiedra canaria no es compatible los tiempos fríos.

Un Porche Con Gusto Mediterráneo Con Buganvilla

Además de esto, es de crecimiento muy rápido, con lo que recubre de verde cualquier superficie en poco tiempo. Aquí, cae en cascada como una cortina vegetal frente el salón de verano, regalando un plus de sombra. El jazmín es una trepadora que luce por sus hermosas y aromatizadas flores. Idóneo para tapizar con sus hojas verde obscuro y sus pequeñas flores blancas un porche o una terraza siempre y cuando le dé la luz del sol directamente. Su desarrollo es veloz y precisa poquísimo mantenimiento.

Un Comedor Bajo Un Mantón De Flores

Hace gala de un sinfín de variedades que se diferencian en el tono de sus rebosantes flores que tienen la posibilidad de ser blancas, rojas, azuladas o moradas. La clemátide es una planta que requiere de determinados cuidados para crecer. Precisa, por servirnos de un ejemplo, un suelo ácido y con bastante materia orgánica, y no es compatible las temperaturas extremas por lo que si el tiempo es muy caluroso es conveniente plantarla en semisombra. En verano tendrás que regarla de manera abundante, aunque de forma espaciada en el tiempo, y asegurarte de que el suelo drena adecuadamente, porque no es compatible el encharcamiento. Si hay un aspecto que transforma a la glicinia en una planta espectacular es, indudablemente, su magnífica floración. En primavera se llena de flores muy, muy bellas lilas, azules o blancas que son una delicia.

Llamada habitualmente costilla de Adán, esta trepadora autónoma de hoja perenne luce por sus grandes hojas de hasta un metro, con brácteas que se dividen acorde medran, recordando a costillas. Estas son trepadoras con la capacidad de generar pequeñas raíces aéreas o adventicias en sus tallos. Merced a ellas se adhieren a toda clase de superficies sin asistencia, de ahí que reciban su nombre de autónomas. Son de las plantas enredaderas para pared mucho más utilizadas. Podríamos decir que esto le sirve a toda planta trepadora que se sosten a los muros.

La espesa hiedra que tapiza las paredes, que envuelve de naturaleza y frescor esta pequeña salida al exterior. Con el agregado de que, siendo una planta enredadera de hoja perenne, se mantiene verde todo el año. Son plantas trepadoras de espinas aquellas que las desarrollan para fijarse con ellas a alguna composición o guía que les lleve a cabo de soporte. Un caso de muestra muy característico de ellas son los rosales trepadores. Enredaderas perennes, el Jazmín Chino es una clase que servirá para cubrir realmente bien alambrados, balcones o cualquier otro sostén.