Como Pintar Detras De Un Radiador

Hoy iremos a enseñaros como pintar un radiador sencillamente. En este momento, busca algo de film transparente para proteger toda la parte posterior del equipo. Igualmente, si no quieres máculas de pintura en la parte posterior del radiador, realiza una limpieza anterior con una gamuza y cubre el zócalo con cinta de carrocero. Necesitas mucha paciencia y dedicación, dos puntos fundamentales para conseguir resultados excelentes y relucientes.

como pintar detras de un radiador

Soluciones prácticas de bricolaje, reparación y tratamiento de superficies. Todos estos consejos los seguimos literalmente en el momento en que renovamos la pared de nuestro estudio. Mira nuestro tutorial donde te enseñamos paso a pasocómo arreglar las fisuras de una pared y dejarla como nueva. Suelen tener desenlaces mejores en comparación con los de espuma.

Descárgate Nuestro Nuevo Ebook Sobre Artículos De Bricolaje En Aerosol

El primer paso es preparar la región donde trabajarás; debes colocar papeles protectores y estar seguro de cubrir las válvulas y tuberías del radiador con el apoyo de la cinta plástica. Para pintar tras el radiador deberemos ver el hueco que hay entre la pared y el radiador. Si el espacio es notable entonces lo disponemos fácil ya que vamos a poder meter el alargo de forma fácil y pintar sin inconvenientes.

Del mismo modo complicado resulta colocar aislante entre el radiador y la pared, algo que como ahora afirmamos en este post, va a hacer tu casa algo más eficiente. Antes de empezar a colorear, es esencial que escojas con cuidado los materiales que vas a utilizar. Hay muchos modelos distintas en las estanterías de ferreterías y superficies de bricolaje y no todos se usa para tu pared.

Lima siempre con movimientos circulares finalizando en dirección al suelo para ir eliminando el polvo. Al levantar el radiador y también inclinarlo, probablemente se libere mucho más agua. Este líquido que sale en el final va a estar sucio, ya que arrastra restos de óxido y otra suciedad que se ha juntado dentro. Cuando tengas toda la pared pintada, deja secar la pintura y procede a añadir una nueva cubierta para sellarla. Cerciórate de no dejar huecos sin colorear los espacios visualmente incómodos.

Preparar Superficies Para Pintado O Repintado

Este elemento, como muchos otros (véase la lavadora, por ejemplo) son imprescindibles en un hogar pero no especiales estéticamente. Sin embargo, y al margen del tono que queramos ofrecer a la estancia, lo más esencial es seleccionar una pintura adecuada al soporte que hayamos ido a pintar. Si la superficie a pintar es metálica o cuenta con elementos metálicos oxidados, harás bien en limpiar la región con Minoxil, un producto específico para desincrustar el óxido y la cal.

El proceso para volver a poner el radiador en su sitio es muy sencillo, basta con dar exactamente los mismos pasos en orden inverso. Deberemos asegurarnos, eso sí, de que la calefacción no está encendida en el momento en que volvamos a abrir la llave de paso. Esta llave puede ser aproximadamente visible, si bien siempre está ubicada en la parte baja del radiador.

May Pintar Detrás Del Radiador

Llega el momento esperado, en el que por fin vamos a poder comenzar a ver el resultado de nuestros sacrificios. No obstante, ten presente que puedes echar a perder un óptimo trabajo de preparación si, en el último paso, escoges la pintura inadecuada. Si has tenido problemas de humedad antes, limpia todo el paramento con Fungistop para asegurarte de que no aparezcan hongos en el momento en que la pared esté pintada. En paredes en muy buen estado, bastará con que pases un paño húmedo para retirar el polvo y la grasa que logre quedar.

Si se trata de repintar o rehabilitar, lo primero que tienes que estimar es si es necesario eliminar el revestimiento o pintura anteriores o si, por contra, se puede colorear sobre ellos. Como último paso puedes lacar el radiador para protegerlo aún más y eludir conque se acumule la humedad y el polvo. Los radiadores son los encargados de crear una temperatura interesante en casa y, aunque no lo parezca, asimismo tienen un importante impacto visual en las habitaciones en las que se encuentran. Incluso algunos radiadores viejos, o los clásicos de hierro forjado, dan a nuestro hogar un toque rústico a la par que elegante. Basta con desconectarlo del tubo en el que hemos estado trabajando hasta ahora y ya tenemos la posibilidad de descolgarlo de sus aguantes. Ciertos modelos de radiador tienen un conducto de entrada y otro de salida.

¿Cómo Colorear Detrás De Un Radiador?

La buena noticia es que se puede sacar frotando con un trapo húmedo. Conque coge un cubo de agua, varios trapos y mucha paciencia. Después, y antes de colorear, te aconsejamos aplicar una imprimación en la pared ahora limpia.