Cómo conseguir desgastados y decapados naturales

Llamamos desgastado o decapado a la técnica de acabado en la que simulamos el desgaste de la pintura. Esta técnica tiene muchas posibilidades, desde pintar con un solo color y desgastarlo dejando la madera a la vista, hasta la posibilidad de trabajar con más de un color de manera que al desgastar podemos dejar a la vista varios colores diferentes.

Es un trabajo sencillo sobre piezas pequeñas o con muchos volúmenes y no tanto cuando tenemos zonas planas grandes como el sobre de una mesa, un zócalo de un pasillo, una puerta, una cómoda, etc.

La pintura Chalk Paint de Vintro nos ayuda a conseguir que este acabado se pueda hacer con unos resultados muy naturales. Esto se debe a que es una pintura densa gracias a su carga de minerales lo que nos permite jugar con ella, incluso en trabajos verticales sin que llegue a escurrirse.

Pues bien, aquí va nuestro truco para que los desgastados se vean naturales y no sean simplemente manchas sin sentido.

Este trabajo debemos enfocarlo siempre pensando cuales son las zonas de mayor roce por uso, o más sensibles a golpes.  Para el desgaste podemos utilizar lijas de diferentes granos, cuchillas, espátulas metálicas, estropajos, etc.

La primera mano de pintura es la importante. Debe aplicarse con mucha textura, dejando brochazos desiguales, moviendo la brocha en todos los sentidos y procurando que queden zonas con mayor carga de pintura que otras. Incluso podemos esperar a que la pintura empiece a secarse, empiece a tirar, y aprovechar para marcar algo más de textura con ellas en alguna zona que nos parezca interesante.

Si vamos a trabajar con varios colores podemos aplicar sucesivas manos con los diferentes colores, siempre dejando secar la pintura entre capa y capa; o podemos aplicar manchas con diferentes colores en la primera mano para solamente aplicar una segunda con el color escogido para quedar en superficie.

La segunda capa, la que queda en superficie, al contrario que la base, debe ser ligera. Solamente buscamos en ella cubrir todo nuestro trabajo de base. Debe ser fácil de desgastar para que con poco desgaste seamos capaces de sacar a la luz los colores de la base.

Durante el desgastado en sí debemos tener en cuenta que en las zonas donde la pintura tenga más textura la lija sacará más rápidamente el color de la base y donde no la haya dejará el color de superficie. No es necesario insistir, simplemente deslizar por toda la superficie por igual la lija plana. Los volúmenes y la textura de la base serán los que consigan que ese desgastado/decapado se vea natural. Si en alguna zona queremos dejar la madera vista, sólo hay que incidir puntualmente un poco más con la lija en esa zona.

Como cualquier trabajo con Chalk Paint nos quedaría protegerlo que Cera Incolora. Cuando buscamos un estilo rústico sin oscurecer, esta es siempre una buena opción de acabado. En caso de querer envejecerlo un punto más, la Cera Oscura nos remataría el trabajo.


Recuerda que desde MaterialesDeco siempre estamos disponibles para asesoraros o aclarar cualquiera de vuestras dudas a través del  Whatsapp: (+34) 696 909 909.