Cocina Blanca Con Granito Blanco Cristal

Un frente para cocción con campana decorativa y zona de fregadero y a la espalda una región de columnas para el frigo, horno, micro y despensero. Esta piedra milenaria se vuelve versátil y adaptable a todas y cada una de las superficies de los espacios habitables y al interiorismo. En encimeras, paredes y suelos interiores, fachadas y suelos exteriores (solo en acabado flameado y granallado). Esta blanca con muebles blancos de diseño lineal y sin tiradores halla la personalidad en la península de madera de nogal que medra por la pared, convirtiéndose en una estantería encajada.

La hermosura del grano blanco radica en sus máculas y variaciones que añaden carácter y elegancia a la decoración. En cualquier ambiente acentúa los sentidos más elegantes y combina a la perfección con las maderas nobles de cualquier mueble moderno. Un espectáculo visual para cualquier cocina de diseño o clásico. En esta cocina se eligió por un moblaje en blanco que se ha contrastado con la encimera, tanto de la isla como la de trabajo, en acero inoxidable, que le da un punto profesional. Aunque higiénico, el acero inoxidable tiende a rayarse con contrariedad. Esta cocina es el sueño de todo apasionado de la cocina.

Clausurada Por Una Gran Cristalera

En un caso así, los acabados rústicos y envejecidos, de textura suave e irregular, se amoldan a estancias con una decoración actualizada y elegante. Esta fascinante piedra con su combinación exclusiva de tonos elegantes de blancos, grises y pastel, la convierten en la mucho más habitual y única en los diseños de interior y exterior. Blanco y negro son un dúo que funciona a las mil maravillas. Incluso en la cocina, creando espacios personales, atemporales y elegantes. Aquí, se ha reservado el negro para las encimeras y el pavimento, de granito y pizarra respectivamente. Muy pro, pero al unísono con mucho encanto, gracias a un moblaje con gusto retro, reforzado por las baldosas tipo metro tan de tendencia.

Esta cocina moderna transporta luz led , cierre al techo, zócalo inox. Fabricamos nuestras encimeras a partir de tablero de 2 y 3cms. Si desea mayor grosor puede seleccionar 2cms y añadir un canto ingletado de 5cms en el próximo paso.

Merced al negro de las lámparas, los tiradores y hasta el fregadero y la grifería, el blanco de esta actualizada cocina halla su pareja perfecto para dotarla de elegancia. Y un material que no falla en esta combinación es el acabado marmoleado escogido para el antepecho. Uno de los problemas de una cocina blanca es que puede resultar algo fría. A fin de que eso no suceda, una buena alternativa es seleccionar un tono beige o crema para las paredes, de manera que ardiente el espacio sin prescindir a todas y cada una de las ventajas del color blanco. De la misma forma, el granito Blanco Alpes reluce gracias al cuarzo gris pálido mezclado con los tonos blancos mantecosos de su fondo.

Una Cocina Blanca Con Aire Señorial

El presupuesto es valido para encimera superiores a 150 content management system. Incluye agujero placa, fregadero sobre encimera, grifo y copetes. Además, esta variedad ofrece iluminación, armonía y elegancia como un lago congelado recubierto de partículas oscuras y exóticas tonalidades grises azuladas. Cabe destacar que tiene todas las virtudes del grano.

El suelo damero ayuda también a subir su elegancia. El granito blanco Itaúnas es una piedra natural de Brasil que comprende un delicado patrón de manchas rosas, grises y blancas sobre un fondo de base blanquecina y delicada. En general el grano blanco cristal también puede incluir manchas de granate de color colorado obscuro tonos azulados y amarillos.

Una Cocina En Blanco Y Madera

Combínala con la madera, como se ha hecho aquí con la encimera de teca, y te aseguras un plus de calidez. Combinar frentes de vitrina en los armarios superiores, como aquí, es una opción muy práctica para aligerar visualmente el peso del moblaje y, al unísono, ofrecer mucho más dinamismo estético al conjunto. Si los escoges con un cristal ahumado preservarás el contenido interior y favorecerás el orden visual. Una cocina puede ser asimismo, un espacio donde gozar de las vistas. Y en el momento en que se disfruta de unas tan sensacionales como estas, lo mejor es cederles el protagonismo, con un moblaje sutil y en blanco que hace que la cocina pase prácticamente inadvertida. En esta cocina, proyectada por la decoradora Lucía Mariñas, el imán de todas las miradas es la enorme península.

Blanca Y Con Detalles Metálicos Y De Madera

Un revestimiento altamente eficaz para transmitir iluminación a las casas contemporáneas, en cualquier estilo decorativo y en espacios de interior y exterior. Utilizado desde hace tiempo como un clásico, el granito blanco aporta líneas distinguidos y universales a cualquier decoración. Si lo instalamos en una encimera, tenemos la posibilidad de decantarse por muebles en tonos claros para que sea el contrapunto perfecto. Fuerte y sin solamente cuidado, esta piedra natural se convierte en el aliado idóneo para dotar a un espacio de una estética universal que durará toda la vida.

El granito blanco es una roca de tonos blancos y grises que se identifica por tener un grano fino muy sólido y homogéneo que da una decoración muy elegante y atemporal. Si bien su app mucho más extendida son las encimeras de cocina, el grano blanco también está libre en pavimentos de gran resistencia. En frente de otro tipo de materiales con vetas muy marcadas y tonos oscuros, el granito blanco transformará cualquier espacio en una superficie radiante y espaciosa. Por eso, es un material idóneo para dar sensación de amplitud a una cocina pequeña o a un baño de proporciones reducidas. El ámbito final va a ser agradable y lleno de estilo. De esta manera es esta cocina blanca planeada en L y con una enorme isla que hace las ocasiones de barra de desayunos.