Cabecero Mas Pequeño Que La Cama

Analizaremos en este momento las situaciones mucho más frecuentes y vais a ver como el resultado es tan estético tal y como si llevaran el cabecero puesto. Sin embargo, las camas sin cabecero en ocasiones son la opción ideal, y en el articulo de hoy iremos a investigar diferentes casos y la manera más óptima de encararlo. Este cabecero alto de madera pintada adorna por sí mismo la pared. Gracias a su altura y su personalidad no es necesario complementarlo con otros elementos.

cabecero mas pequeño que la cama

Audaz, descarado y de gran tamaño, este cabecero de The Headboard Taller y tela de Porcupine Rocks es la estrella del dormitorio indiscutible. Con formas curvas (siguiendo una de las tendencias de decoración de la temporada) y un tapizado con fundamentos XL, llama la atención el detalle de las tachuelas por todo el perfil. Aunque está disponible en tres tamaños, es recomendable solo para habitaciones con techos altos que le permitan brillar sin empequeñecer. Nada mejor que el mar infinito para hacer una atmósfera favorece para el reposo y las olas en azul intenso del cabecero Dassia de Kenay Home lo traslada de forma directa a nuestro dormitorio. ‘Chic’ y formidablemente personal, potencia su esencia mediterránea con ropa de cama blanca y elementos de fibras vegetales.

Dentro suyo, en lugar de zapatos puedes guardar mantas y ropa de cama. Si te agradan los acabados artesanales, te encantará esta idea que recomienda Leroy Merlin. Efectuar un cabecero original con 2 tableros toscos que semejan recién salidos de la serrería.

La Ventana Como Cabecero: Mil Ideas Para Colocar La Cama Bajo La Ventana

Hay paredes que te hurtan la mirada sin más ni más, que no precisan vestimentas y que hacen buena la frase “menos es más”. Son las paredes de piedra, de obra vista, de madera… Las piedras llenan la pared de sutiles cambios de tono, de ricas texturas y de enormes historias.

Es espacios pequeños, los muebles a la medida son perfectos para localizar la solución que buscas. En un caso así, el cabecero tiene varias baldas de obra de pared a pared para transformarse en una librería y poder adornar con librosy otros elementos. Antes de llevar al contenedor cualquier mueble, piensa antes si puedes o no recuperarlo si bien por el momento no tenga el mismo empleo.

Este tan original formando cuadrícula va apoyado en un tablero de madera fino, diseñado por la decoradora Jeanette Trensig y pintado de blanco a fin de que pase inadvertido. El diseño del espéculo en metal, a juego con los apliques, le da al dormitorio cierto aire industrial. Pero no por su estilo, sino más bien por esa lámpara de techo que resulta de lo más molesta cuando nos encontramos estirados en cama. Sustitúyela por unos apliques de luz difusa o rebotada contra el techo como iluminación general y complétalos con unas lámparas de sobremesa que creen ámbito. Y si disfrutas leer antes de dormir, no olvides poner unos focos orientables en la pared del cabecero, como los que puso la decoradora Adriana Farré en este acogedor dormitorio. En el momento de adornar tu dormitorio siempre y en todo momento pensamos en los elementos fundamentales, la cama, el colchón, la cómoda, el armario…

La Forma Del Cabecero: ¿recto O Curvilíneo?

Y sucede que, o tienes un hueco especialmente para a ellos –como un arcón o un puf caminando de cama– o acabarán tirados por los suelos. Simplifica el desarrollo reduciendo el número de almohadones a un par bien escogidos y, si quieres un efecto más mullido, siempre puedes mezclarlos con unas colchonetas fijadas a la pared. Es esencial que dejes espacio en tu dormitorio para circular bien por él. Un consejo que te damos en IKEA es que elijas cabeceros de cama de doble función. Tenemos modelos de cabeceros que tiene las mesillas a la noche incorporadas.

cabecero mas pequeño que la cama

Un arte que necesita mucho ensayo, prueba/error para hallar una composición proporcionada que no quede ni muy apretada ni demasiado holgada. Cabecero y mesillas a la noche, diseño de Grub Escrivá Interiors; cuadrods, en Cottage Little House y lámparas, en Velafusta. Si lo tuyo es el estilo rústico y eres seguidor de la madera, decora el cabecero con lamas de colores con efecto avejentado. ¿Has cambiado hace poco las cortinas del salón por unas con una instalación diferente?

Elige una lona que te guste —las hay preciosas de saldo— y encarga el trabajo al tapicero. Explota algún retal que haya sobrado para hacer unas fundas y cubrir los cojines. Como el que ha obtenido la decoradora María Beatos en este dormitorio.

Un Dormitorio Deslumbrante

La ropa de cama tiene el poder de editar el ambiente del dormitorio con poco dinero. Un diseño deslumbrante o colorista contribuye un acento de estilo a una habitación neutra aunque también puede lograr que nos cansemos antes de él. Lo mejor es que te hagas con unos juegos de cama de diseños sobrios y atemporales a los que siempre podrás ofrecer un aire nuevo con plaids, boutís o cuadrantes con motivos más interesantes.

Aunque la mayoría de la gente prefiere habitaciones lumínicas, la verdad es que los ambientes oscuros suelen crear espacios de privacidad muy adecuados para determinados géneros de cuartos. En estos casos, la existencia de un cabecero, que normalmente suele contrastar con la pared, restaría del mismo modo fuerza al ámbito, con lo que es preferible decantarse por una cama sin cabecero. Los cabeceros también se apuntan a la moda oversize y llegan hasta el techo. Y mucho más si usamos, como en este caso, unas lamas de madera en 2 tonos diferentes. Las rayas son un clásico en la pared del dormitorio, puedes pintarlas o utilizar papeles pintados.

Y cada uno tiene peso en el estilo decorativo. ¡Repasaremos los modelos de cabeceros por los que puedes optar! Y además te afirmaremos cuándo tienes que escoger cada uno.